Tuesday, September 11, 2007

Las letras pequeñas...

...Chamacas y chamacos, aquéllo en lo que nunca pensó un servidor durante la búsqueda de la asignación de cómic mensual, es que la mano duele bastante después de los varios días seguidos en el restirador...

En fin, Voltarén y agua caliente son mis mejores amigos esta semana... apenas que el pie acababa de componerse, nunca falta...

- Caramba, tener diputados es como estar en alguna de esas historias con maldición familiar, en la que hay una criatura en la torre a la que todo mundo odia pero que hay que alimentar cada luna llena de todas formas...

- Por otro lado, tener vecinos narcos es como tener el Río Nilo en guerra de bandas todas las noches. Finísimas personas ellos.

- Y encima de todo, tener vecinos pubertos que pasan por la ventana a las tres de la mañana gritando que ya nos vayamos a dormir... es como tener vecinos pubertos que pasan por la ventana a las tres de la mañana gritando que ya nos vayamos a dormir.

- Y aún por arriba de eso último, tener entrevistas de trabajo con el más reciente inventor del hilo negro (porque como todos sabemos, en el mundo de la publicidad, TODOS los que piensan abrir agencia son Moisés, Gandhi y el portador de Excalibur en uno) le amarga a uno el día...

- Seis años del once de septiembre (mmm... bueno, no, de hecho son más de dos mil años de aniversario del primer once de septiembre, pero ya saben a cuál me refiero) y basta con que aparezca un video nuevo para que todo el mundo se ponga de cabeza otra vez... definitivamente la historia es antes y después de eso.

- Y, respecto a la explosión de amoniaco... mis pequeños pitufitos, si alguien les dice: HÁGANSE PARA ATRÁS QUE ES PELIGROSO... háganse.


En fin.

Pórtense mal, cuídense bien, Nancynismo para todos... saludos a la Prieta atareada, a la Polla aislada, al buen Buttkick, al heróico Cuaas, a la contadora favorita, al Animal y familia, a la Crispix, y a toda la maravillosa gente al otro lado del Alzheimer.

Y a la mejor novia del mundo mundial.

Próxima semana, gliptodontes y cómo asolearlos.


RECOMENDACIONES:

-STARDUST:

(Que aquí le pusieron El Misterio de la Estrella... Star es Estrella y Dust es misterio, supongo)

Bueno, la mayoría de ustedes no ha oído hablar de ese alegre muchacho, Neil Gaiman.

La historia dice que el Gaiman es uno de los escritores más respetados que existen, de esos que empezaron en los cómics y que los críticos serios descubrieron en algún momento y decidieron que era demasiado bueno para esa basura con dibujitos... de la que sigue produciendo de vez en cuando. Se volvió un clásico con una serie llamada Sandman, que narra la historia del Señor de los Sueños y su extraña familia disfuncional (que incluye a la Muerte, el Destino, el Deseo y otros parientes raros), y se forjó una reputación casi de estrella de rock, se coló en las librerías con novelas y libros infantiles, en los medios con series de televisión y videojuegos, y como todos ha tenido éxitos y aciertos, pero tiene un nombre que impone.

Y de vez en cuando, lo que toca lo convierte en oro.


Stardust es una de las novelas de Neil Gaiman, y la primera que le llevan a la pantalla grande. Debería ser la primera de muchas.

Porque nunca han visto algo semejante.

Sí, es un cuento de hadas con todos los elementos que ello implica: brujas malas, príncipes, duendes y piratas. Sí, tiene una búsqueda y magia que funciona con leyes bien definidas. Sí, tiene castillos y maldiciones y una historia de amor. Pero la forma en que todo se mezcla y se desarrolla es única. Los personajes son magistrales e inolvidables: la estrella sarcástica, el aprendiz de héroe que no sabe que quiere aprender, el pirata que... bueno, tendrían que verlo... el sentido del humor es impresionante (desde la colección creciente de fantasmas hasta el pirata que... bueno, tendrian que verlo), la escala va desde lo más íntimo hasta lo increíblemente ambicioso, aderezada con una música que raya en lo sublime... es como las historias que todo mundo conoce, pero que de pronto y de la nada vuelven a sorprender como el primer día.

Esta es la película que Los Hermanos Grimm quería ser con desesperación, la que demuestra que después del Señor de los Anillos y sus imitaciones hay todo un universo que explorar... es hechizante de principio a fin y es imposible verla sin una sonrisa. Es un territorio conocido que está lleno de sorpresas, y un paseo visual como pocos.

Es una gran fábula. Que, extrañamente, se volvió una película fabulosa.

Eso es.

2 Comments:

Blogger aurangelica said...

Caray... 11 de septiembre... aún veo las imágenes en la tele de lo que pasó hace seis años y no...aún sigo sin poder asimilarlo.

Pero ánimo!!! Ya es martes... sigue echandole ganas!!!

Aquí estoy!!! :*

7:19 AM  
Anonymous Valentín said...

mmmmm...... no fué amoníaco lo que explotó..
Fué nitrato de amonio, comúnmente utilizado como fertilizante dado su alto contenido de Nitrógeno, además que el amonio (del nitrato de amonio.....) es descompuesto por los microorganismos y llega a formar nitritos y nitratos... una dosificación controlada de nitrógeno para las plantillas...
El problema es que mediante termólisis (Calentamiento en un recipiente cerrado, con un poco de sobrepresurización), forma óxido nitroso, y si la reacción no se controla puede ser explosiva...
Además varios que se hacen llamar terroristas, utilizan el nitrato de amonio mezclado con petróleo como explosivo... y tengo entendido que es eficaz... aunque supongo que fué una termólisis lo que causó la explosión en el citado caso.... y creo que el camión no traía las señalizaciones apropiadas... ni sus datos de la NFPA... quien sabe....

Atte: Valentín

9:45 AM  

Post a Comment

<< Home