Tuesday, October 30, 2007

Dulces o travesuras...

...ahora que lo pienso, jamás salí a pedir Halloween... debe tener algo que ver con que los dulces y yo no podemos estar en la misma habitación porque ellos se amargan y yo me empalago.

Pero si estuviéramos diez años en el pasado, seguramente hoy ya habríamos tenido el encuentro universitario respecto al tema. (Encuentro universitario era una actividad curricular de la Alma Mater que consistía en que una hora al mes tenías que refundirte en una sala de conferencias para ser empapado de filosofía universitaria respecto a algún tema trascendente como lo satánico del new age... eran maravillosas ocasiones para dormir, pero había que estar pendiente para conseguir el reverendo comprobante que evitaba que te etiquetaran como elemento gacho y subversivo).

En fin, ¿en qué iba?

Ah, sí, el de Halloween lo repetían cada año (probablemente yo lo esté haciendo, no tengo la paciencia de checar en los archivos), y empezaban con una foto de un grupo de chavitos de primaria vestidos con sus disfraces Luti de monstruos y diablos, y seguía con la perorata de que el Halloween era una fiesta pagana y satánica y culto a las tinieblas y que el ojo del payaso... mmm, bueno, al menos era divertido verlos regodearse en su superioridad moral.

El Halloween se inició en las ceremonias druidas que marcaban el paso de las estaciones... se suponía que en esa noche en particular la puerta entre el mundo real y el de los espíritus se abría y estos últimos venían a dar la vuelta y había que honrarlos... (demasiada coincidencia que fuera por los mismos días que la celebración de acá, ¿no?) Y bueno, que ahora sea esencialmente una fiesta comercial no le quita que al menos en su origen de hace miles de años tenía la misma carga cultural que el día de Muertos. Que tiene su origen en las tradiciones prehispánicas, que por cierto sacrificaban n-mil paganos más que los druidas.

Pero era divertido ver al conferencista convulsionándose mientras nos describía los símbolos paganos y su significado, y cómo cada gesto, disfraz, calabaza o cualquier cosa que se utilizaba era parte de un ritual o culto (como el personaje de Tom Hanks en el código Da Vinci, pero en frenético).

Símbolos. ¿Todos han usado alguna vez la V de la victoria? ¿El índice y el cordial levantados? ¿También acompañado con las palabras "amor y paz"?

Ok, ese símbolo tuvo su origen en la Edad Media. Mi amigo Warren Ellis lo ubica en la batalla de Crecy, pero eso podría ser incorrecto. En fin. El caso es que dicha seña no significa victoria ni amor y paz ni nada relacionado con Nixon o Fox. Era una señal que hacían los arqueros cuando estaban a distancia de tiro de sus blancos potenciales. Los dos dedos con los que se sujetaba la flecha levantados. Significaba:
"puedo matarte desde aquí con éstos".

¿Qué tal eso para un saludo a los cuates?

Así que realmente cualquier cosa tiene un significado del que la mayoría no tenemos ni idea... así que ¿qué más da? No debe ser peor para las larvas ir por dulces que quedarse a oír al niño predicador sudamericano que dice que él no es pariente del mono.

¿Dulce o travesura?

Eso es.

2 Comments:

Anonymous Darth Tradd said...

Algo interesante es que en Inglaterra, si muestras la v de la victoria con el dorso de la mano hacia tu interlocutor se interpreta como una seña obscena. Básicamente le estás diciendo al de enfrente que así le abres las piernas. Estos británicos tienen cada cosa rara para ofender.

Saludos.

4:06 AM  
Blogger aurangelica said...

Bueno...mejor hay que celebrar la tradición del día de muertos. Por cierto... vale la pena comprar por estos días el tradicional pan de muerto... y con este frillito un chocolatito caliente... mmmmm

8:27 AM  

Post a Comment

<< Home