Sunday, March 21, 2010

Gremlins 3, esta y todas las noches...

Chamacas y chamacos, eran instrucciones muy, pero muy simples: no exponerlos a la luz brillante, no mojarlos, y no darles de comer después de la media noche.

Bueno, Alexa puede anestesiarse igual con la luz prendida, y aunque berrea al inicio del baño diario no es particularmente sensible a la humedad... si acaso es una fuente inagotable de ella. PERO, alimentadla después de la media noche (o a cualquier hora de la noche, o del día si está de malas), y se convierte en una criatura que nos aterroriza por una hora o dos hasta que se le pasa el cólico o la digestión o el mal humor...

Joe Dante tenía razón.

Fuera de eso, la pequeña gamborimba ha prosperado durante sus dos semanas, gracias por preguntar... tiene unos músculos que me parecen inusuales para sus dimensiones, es imposible contenerla cuando se retuerce al despertar. (Lo que me hace pensar en la OTRA película de culto de Joe Dante... bueno, mejor olvidamos esa, ya viene la luna llena...)

Adoro a este pedazo de protoplasma. Ya casi me acostumbro a sus ciclos de vigilia. Está más cachetona y definitivamente sacó los ojos orientales.

Cómo han cambiado nuestras platicas, ¿verdad?

En fin.

Estas han sido semanas de ajustes y reajustes... progresivamente ya estoy agarrando ritmo de nuevo con las múltiples labores que pagan miniropa y pañales (ahí voy de nuevo, el tema), y afortunadamente los jefes moneros con hijos son comprensivos respecto a esta etapa de ajuste. De todas formas voy atrasado con todo, pero ahí la llevamos.

Ya llegó la primavera y no encuentro diferencia notable en el clima. Y ya va a cambiar el horario, y viene semana santa y después el día del trabajo y de la madre y en la ídem ya es verano y luego las fiestas patrias y ya se fue el año y parenelmundoquemequierobajar...

¿Cómo espera Obama que sin programa espacial encontremos vida inteligente en la luna Europa antes de fin de año? ¿Por qué no hay una HAL 9000 en cada casa victimando a la población? ¿De veras en nueve años ya puedo tener mi Spinner volador, y en cinco mi chamarra autosecante?

El futuro era más bonito en las películas ochenteras...

Pórtense mal, cuídense bien, Nancynismo para todos... saludos a la Polla que ya está en edad de merecer, a la Prieta que no tengo idea de qué merezca, al buen Buttkick, al heróico Cuaas, al Sr. Mono, al Animal y familia, a la Más Exótica de Mis Hijas, al buen Coch, a Alexa (la tocaya de la que nos ocupa), al Polo, a la contadora favorita, al Jefecito, al cuate Edel, al Darling y la Caramela, al Sr. Quintero, y a toda la maravillosa gente al otro lado del Alzheimer y disculpen porque ahora sí si son varios pero mi mente aún está evolucionando a la nueva etapa.

Y a la mejor esposa del mundo mundial. Con pilón.


Próxima semana, espero no encontrar más complicaciones que me hagan pensar en películas de John Carpenter.


RECOMENDACIONES:

(¿Se han dado una vuelta últimamente por http://www.zudacomics.com/earthbuilders ? este martes llegamos a 40 episodios, y es un gran punto para leer todo de corrido y encaminarnos al final de temporada... queremos segunda...)

Esta se las debía... estaba a punto de ponerme a teclear cuando empezó toooooooodo el asunto:

-ALICIA EN EL PAIS DE LAS MARAVILLAS:

Mujeres y hombres muy superiores a mi han alabado las obras de Lewis Carrol como de lo mejor que ha dado la literatura universal, y las han laureado por su ingenio y sutil sátira social. Es prácticamente imposible encontrar a alguien que no sepa al menos de pasada a qué se refiere el Sombrerero Loco, la Reina de Corazones (no la del trasero relleno de plástido no biodegradable) o el Conejo Blanco. Hay pocas historias tan releídas y tan influyentes en la historia.

Siendo muy inferior a esas mujeres y hombres, tengo que decir que a mí me parecen mortalmente aburridas...

O corrijo: totalmente desarticuladas. El País de las Maravillas, en efecto, está lleno de imágenes y personajes que desafían la imaginación, cada uno más extraño que el anterior. El problema que tiene (en mi humilde opinión, que sin embargo está al menos moderadamente informada), es que el viaje a través de dicho país es totalmente aleatorio y sin consecuencias. Alicia no se vuelve una mejor persona después de su experiencia, ni va evolucionando conforme conoce a sus extraños personajes (OK, aprende que la comida está llena de extracto de pituitaria), y no tiene ningún propósito fuera de alcanzar al conejo blanco. Lo mismo con todos los demás personajes. Que como sátira de la monarquía y la nobleza de la Inglaterra victoriana son insuperables, pero como protagonistas secundarios son bastante inútiles... todo lo que hacen es aparecer y ser extraños. Muy extraños y muy inolvidables, eso sí, y dado que lógica fue la única materia de la que reprobé algún exámen en preparatoria y/o universidad, no voy a pretender que puedo apreciar los ingeniosos juegos de palabras. La historia me parece un paseo al azar por un museo de cosas fabulosas, pero sin rumbo fijo.

Entra Tim Burton.

Por supuesto, si había un director con la mente lo suficientemente desquiciada para tratar de darle coherencia a esa colección de maravillas era precisamente el padre de Jack Skellington y Edward Scissorhands. Aunque digan, extrañamente, que esta es la película menos Burtoniana de Burton (lo que de entrada es incorrecto, ése título se la lleva su execrable Planeta de los Simios), lo que hace la pareja de la Bontham es, simplemente, genial.

Lo que más le critican es precisamente lo que hace que la película funcione: olvidarse de hacer una adaptación lineal, como en todas las versiones anteriores (bueno, no todas, hay una de porno soft setentera que se llama Malicia en el País de las Maravillas... supongo que esa profundiza más en los personajes), y armar una historia. Convertir a Alicia en un personaje que en algún momento le encuentra un sentido a su situación, y toma las riendas del viaje, y a los personajes de apoyo en auténticos aliados o antagonistas que tienen algo qué hacer y que aportan algo al viaje. Son cosas muy, muy, básicas, narrativa 101 si prefieren, pero a NADIE se le había ocurrido antes aplicarlas al País de las Maravillas.

Todos los elementos son familiares, y a la vez todos se sienten novedosos. Como siempre en la obra Burtoniana, el diseño de producción y la visualización de los personajes no tienen igual (No entiendo por qué las críticas a la actuación de Johnny Depp... a mí me parece tan impecable o más que siempre, pero así es el negocio). Todos tienen su momento para brillar, y la historia no es la más original del mundo, pero es una HISTORIA. Al final, todos han cambiado al menos un poco y todos han avanzado y han aprendido algo. Aún los viajes maravillosos deberían terminar así.

(Y ésa fue la última película antes de la llegada de Alexa... a ver cuándo nos toca ver otra)

Eso es.

1 Comments:

Blogger Cuervoscuro - Abraham Martinez Azuara said...

Tus proximas películas serán infantiles, pero eso será dentro de un par de años más.
¡Que bueno que todo marche bien por allá! ¡Un abrazo a los tres!

10:15 AM  

Post a Comment

<< Home