Thursday, September 18, 2008

Viernes y se siente como miércoles...



...caramba, me encantan estas semanas inglesas a la inversa... lo más similar que recuerdo eran aquellos turnos de 4x3 en la fábrica (es decir, cuatro días de trabajo por tres libres), que no eran realmente apreciados, porque cada semana era como volver de minivacaciones y uno se llevaba tres días en agarrar el ritmo.

(Eso de arriba fue una historia de la vida real, por cierto... traída a la memoria por tanto cafre. De nada).

Mmm... ¿dónde estaban ustedes hace 23 años el día del temblor? Caramba, lo drástico es que muchos ni siquiera eran proyectos todavía. Pero debieron ver los días de histeria que siguieron meses después...

Mi historia favorita del temblor: las bienaventuradas monjas de la primaria decidieron que era conveniente que nos tuvieran entrenados para evacuar a la menor provocación en caso de emergencia (Qué All Bran ni qué Activia, una monja entrenadora en casa es la mejor solución)... en fin, el caso es que era día de simulacro, y aparentemente todas las monjas estaban aleccionadas (no entiendo de qué nos servía estar en el patio rodeados de todos los edificios en caso de derrumbe, pero bueno). Suena la alarma, todo mundo se dispone a salir, hay confusión, y, como negro presagio de lo que sería un auténtico desastre, la monja del frente dice:

-¡SE SIENTAN Y SE CALLAN O NADIE SALE!

Dénle vueltas el fin de semana... sean felices.

Eso es.

2 Comments:

Blogger aurangelica said...

Jajjaja... que risa lo de la monja... no manches... si se pasó!!!

10:34 AM  
OpenID rabbito said...

¿No sera que ya tenían ganado el cielo? (de perdida mínimo el purgatorio... digo yo)

2:13 AM  

Post a Comment

<< Home